ATO Annual 2010 Four Roads to Moscow.

Nuevo

“¡Cuando comience Barbarossa, el mundo contendrá la respiración!” -- A. Hitler

Poco después de la emission de la Directiva #21 en 1940 autorizando el ataque sobre la Unión Soviética, Hitler intervino personalmente para asignarle el nombre en clave por el que se la conocería en adelante: Barbarossa. 

Más detalles

Este producto ya no está disponible

  • Haz una pregunta sobre este producto.
  • Envíanos tus preguntas sobre este producto

    ATO Annual 2010 Four Roads to Moscow.

    ATO Annual 2010 Four Roads to Moscow.

    “¡Cuando comience Barbarossa, el mundo contendrá la respiración!” -- A. Hitler

    Poco después de la emission de la Directiva #21 en 1940 autorizando el ataque sobre la Unión Soviética, Hitler intervino personalmente para asignarle el nombre en clave por el que se la conocería en adelante: Barbarossa. 

    Rellena todos los campos para enviarnos tu pregunta. Gracias :

    * Campos obligatorios

    Fabricante: AGAINST THE ODDS

    40,45 €

    -10%

    44,95 €

    Añadir a la lista de deseos

    Pago seguro

    Devoluciones

    Envíos 24h.

    Gratis o 3.75 €

    Stock real

    Experiencia

    672 403 198

    Julián Zugazagoitia, 5 - Lonja 2
    48003 Bilbao

    Más

    “¡Cuando comience Barbarossa, el mundo contendrá la respiración!” -- A. Hitler

    Poco después de la emission de la Directiva #21 en 1940 autorizando el ataque sobre la Unión Soviética, Hitler intervino personalmente para asignarle el nombre en clave por el que se la conocería en adelante: Barbarossa. Eligió como modelo el héroe germánico y emperador del Sacro Imperio, Federico I, conocido como “Barbarossa” por los italianos por su barba pelirroja. En 1190, a la cabeza de la Tercera Cruzada, Barbarossa se ahogó y su cuerpo se perdió. Hoy nos parece una ironía del destino que Hitler eligiera un símbolo tan agorero: un cruzado que fracasó en su santa misión en el Este.

    ¿Pero por qué fracasó Barbarossa? Ahora, cuatro veteranos diseñadores se combinan en este lanzamiento espectacular de Against the Odds. La edición annual de 2010 incluye cuatro juegos distintos que intentan responder a la citada pregunta.

    Mike Rinella ha creado juegos como Monty’s Gamble, Shifting Sands, Not War but Murder y muchos otros. Ted Raicer tal vez deba su celebridad sobre todo a Paths of Glory y otros juegos de la 1ª G. M., pero sus diseños sobre la 2ª G. M. también son muy sólidos, como Barbarossa to Berlin y The Pocket at Falaise. Roger Nord es conocido entre los aficionados a ATO por sus diseños de la 1ª G.M. como Big Push y Verdun, pero también ha creado juegos como Lawrence of Arabia y Grand Army of the Republic. ¿Usará una cuadrícula en su juego sobre Barbarossa? John Prados es un nombre asociados a juegos que han marcado verdaderos hitos en la historia de los wargames, como Third Reich y Salerno, y su juego Fortress Berlin está entre los más popularos aparecidos en Against the Odds.

    ¿Así que por qué falló Barbarossa? Los diseñadores han llegado a conclusions muy distintas sobre lo que realmente sucedió, y por tanto han modelado cuatro aproximaciones a la realidad muy distintas entre sí. “Four Roads" ofrece cuatro simulaciones completas que proporcionarán horas de estimulante juego y de comparaciones entre los diseños.

    Como siempre, el annual de este año también incluye un ejemplar de “tamaño extra” de la revista, en la que se hace un análisis en profundidad a la historia que subyace tras los juegos, además de otros artículos.

    Componentes: cuatro laminas de mapa de 42x55 cm., más de 450 fichas, reglas (alrededor de 8 páginas por juego), tablas y diagramas. Complejidad: media. Adaptabilidad para jugar en solitario: media.

    Reseñas

    Escribe tu opinión

    ATO Annual 2010 Four Roads to Moscow.

    ATO Annual 2010 Four Roads to Moscow.

    “¡Cuando comience Barbarossa, el mundo contendrá la respiración!” -- A. Hitler

    Poco después de la emission de la Directiva #21 en 1940 autorizando el ataque sobre la Unión Soviética, Hitler intervino personalmente para asignarle el nombre en clave por el que se la conocería en adelante: Barbarossa. 

    Escribe tu opinión