Volle Wolle ¿Quieres lana?

Nuevo

Volle Wolle ¿Quieres lana? es un juego de Alessandro Zucchini. Desde que a Jack, el comisario para el esquilado del rebaño, le regalaron unas nuevas tijeras, las “Recorte 2010”, el pánico ovejuno no ha hecho más que crecer. No para de perseguirlas para quitarles su lana. 

Más detalles

Este producto ya no está disponible

  • Haz una pregunta sobre este producto.
  • Envíanos tus preguntas sobre este producto

    Volle Wolle ¿Quieres lana?

    Volle Wolle ¿Quieres lana?

    Volle Wolle ¿Quieres lana? es un juego de Alessandro Zucchini. Desde que a Jack, el comisario para el esquilado del rebaño, le regalaron unas nuevas tijeras, las “Recorte 2010”, el pánico ovejuno no ha hecho más que crecer. No para de perseguirlas para quitarles su lana. 

    Rellena todos los campos para enviarnos tu pregunta. Gracias :

    * Campos obligatorios

    Fabricante: MERCURIO

    14,39 €

    -10%

    15,99 €

    Añadir a la lista de deseos

    Pago seguro

    Devoluciones

    Envíos 24h.

    Gratis o 3.75 €

    Stock real

    Experiencia

    672 403 198

    Julián Zugazagoitia, 5 - Lonja 2
    48003 Bilbao

    Más

    Desde que a Jack, el comisario para el esquilado del rebaño, le regalaron unas nuevas tijeras, las “Recorte 2010”, el pánico ovejuno no ha hecho más que crecer. No para de perseguirlas para quitarles su lana. Por esta razón, el carnero jefe, Rodolfo, ha anunciado que desde hoy en adelante, todas las ovejas podrán defender sus abrigos. Quien lo haga bien podrá mantenerse abrigado. El que juegue sin éxito no se escapará sin el afeitado. ¡Que corra la lana! Lanza el dado para conseguir las cartas de oveja más valiosas. ¡Diversión para toda la famlia!

    Reseñas

    Escribe tu opinión

    Volle Wolle ¿Quieres lana?

    Volle Wolle ¿Quieres lana?

    Volle Wolle ¿Quieres lana? es un juego de Alessandro Zucchini. Desde que a Jack, el comisario para el esquilado del rebaño, le regalaron unas nuevas tijeras, las “Recorte 2010”, el pánico ovejuno no ha hecho más que crecer. No para de perseguirlas para quitarles su lana. 

    Escribe tu opinión