Manila

  • -10%
Manila

Manila es un gran juego familiar de Franz-Benno Delonge.  Año 1821, durante 250 años las Islas Filipinas han estado bajo el dominio de la corona española. Sin embargo, los españoles no controlan todo realmente. A la sombra del poder colonial, nativos emprendedores han establecido un comercio marítimo secreto con las islas vecinas del continente asiático.

Últimas unidades en stock

DEVIR

¿Alguna pregunta? (0)
35,00 €
31,50 € 10% Dto.
Últimas unidades en stock

Pago seguro
Envíos en 24-48h.
Gratis o 3,99 €
672 403 198
C/ Julián Zugazagotia, 5 Lonja 2 48003 - BILBAO - España
¿Enfundamos tus cartas?
Número de cartas:
20
Tipo de fundas para cartas
Formato EUROPEO MINI: "45 X 68 mm Fundas Mayday Mini Euro 100 unidades (azul)" Ó "45 X 69 mm Fundas GAMEGENIC Mini (rojas)." VER PRODUCTOS RELACIONADOS PARA COMPRAR
Descripción del juego

Año 1821, durante 250 años las Islas Filipinas han estado bajo el dominio de la corona española. Sin embargo, los españoles no controlan todo realmente. A la sombra del poder colonial, nativos emprendedores han establecido un comercio marítimo secreto con las islas vecinas del continente asiático. Empleando extraños veleros y frágiles barcas de bambú, estos contrabandistas abarrotan sus botes con nueces, seda, jade y ginseng, y ponen rumbo para colarse en Manila. El éxito de cada aventura es incierto, ya que ni las embarcaciones ni sus capitanes son buenos marineros. Para complicar las cosas, los piratas acechan para saquear los botes que caigan en sus manos.

Ante esta situación, no es raro que las mercancías que llegan al mercado negro de Manila alcancen precios muy altos, haciendo que la aventura valga la pena para los osados que tienen la fortuna de llevarla a buen fin. Los negociantes del mercado negro usan cómplices para asegurarse de que obtienen sus ganancias, sobornan a pilotos para ayudar a sus cargamentos y perjudicar a los de los otros, y aseguran sus cargas frente a imprevistos. Unos pocos mercaderes ricos llegan incluso a contratar piratas para atacar a los botes del mercado negro y beneficiarse en secreto de los cargamentos interceptados. Autor: Franz-Benno Delonge.

Reseñas