Cocorico cocoroco

  • -10%
Cocorico cocoroco

Cocorico cocoroco es un fantástico juego de mesa infantil para niños a partir de unos 4 años. En este divertidísimo juego ganador del premio Spiel des Jahres, entre otros, serán los niños los que tengan que dar cancha a los adultos. Publicado por Devir.

No Disponible

DEVIR

¿Alguna pregunta? (0)
27,00 €
24,30 €10% Dto.
No Disponible

Pago seguro
Envíos en 24-48h.
Gratis o 3,99 €
672 403 198
C/ Julián Zugazagotia, 5 Lonja 2 48003 - BILBAO - España
Descripción del juego

  • Cocorico cocoroco
  • Editorial: Devir
  • Diseñador: Klaus Zoch
  • Arte: Doris Matthäus

Cocorico cocoroco es un juego de mesa infantil. Acomoda de 2 a 4 participantes y una partida lleva unos 20 minutos. La edad recomendada por su editor en Español, Devir, es de 4 años pero la comunidad de Boardgamegeek lo aconseja para niños a partir de 3.

Cocorico cocoroco es un auténtico clásico: se publicó en 1997 con un enorme éxito. En 1998 recibió los premios Spiel des Jahres y Deutscher Spiele Preis  como mejor juego para niños. En 1999 ganó el Vuoden Peli y el Årets Spil también en la categoría infantil. En Boardgamegeek puntúa 6,6 y se sitúa entre los mejores juegos para niños de todos los tiempos.

Hay una cosa excelente en Cocorico cocoroco, no vas a tener que dejarte ganar por los niños: te van a machacar. El juego está pensado para practicar la memoria a corto plazo y los adultos la vamos perdiendo con los años. El juego es muy divertido, pero es aún mejor que los mayores tengamos que suplir nuestra falta de memoria por planificación estratégica para presentar una pírrica batalla ante los niños. No os sintáis muy decepcionados con vosotros mismos si no lo conseguís, es una guerra perdida...

En una partida de Cocorico cocoroco cada jugador tiene un pollo con una pluma en la cola. El objetivo del juego es adelantar en una frenética carrera al resto de pollos robando sus plumas. El primer jugador que obtiene las plumas de sus rivales gana.

El movimiento de los pollos está sujeto a la memorización de iconos sobre el terreno a recorrer, así que el jugador que mejor logre identificar todos los iconos, a base de verlo en sus propios turnos y en los de sus contendientes lleva todas las de ganar. La disposición de las losetas es aleatoria en cada partida, así que siempre es nueva. ¿Te atreves con esta carrera de pollos?

Si te gustan los juegos para jugar con niños puedes encontrar sugerencias muy interesantes en esta lista.

        

Reseñas